Páginas vistas en total

jueves, 30 de abril de 2015

Comienza el Mayo cordobés

Si hay algún mes realmente significativo en Córdoba este es sin duda el mes de Mayo.

Córdoba en Mayo se transforma y se adorna de cruces, de patios y remata el mes con una fabulosa Feria Real para deleitar a propios y extraños, que nos visitan durante este mes.

El tiempo no puede ser más apacible, las calles están repletas de naranjos en flor, el olor a azahar invade todos los rincones de la ciudad y el puente que hoy comienza es una gran ocasión para visitar una ciudad Patrimonio Histórico de la Humanidad, donde convivieron las 3 grandes religiones monoteístas (musulmana, judía y cristiana), donde los romanos y posteriormente los musulmanes dejaron una gran huella en toda nuestra cultura, y que este mes se abre a los visitantes que quieran venir a contemplar una ciudad única.

Renfe ha habilitado tarifas especiales desde muchas zonas, con precios realmente económicos y que invitan a venirse para acá y disfrutar de un paseo por el barrio de la Judería.

Será difícil poder encontrar algún sitio libre en la amplia oferta hotelera de la ciudad, pero si aún queda algo aprovechad para visitar este puente esta joya de la cultura.

Las temperaturas continuarán subiendo poco a poco y si ya hoy hemos rozado los 30 grados, es posible que se superen durante el puente. Pocas cosas hay comparables a una buena taza de caracoles sentados a la sombra de un naranjo en flor.

Aprovechad y venid a visitarnos. Os acogeremos como os merecéis y seguro que no os arrepentiréis.


martes, 28 de abril de 2015

Dolor pasajero, orgullo eterno.





Mi fin de semana en Madrid acompañando a Goyo en su cuarta maratón ha sido realmente inolvidable.

Ha habido tiempo para continuar avanzando en el proyecto de La Veredilla, que poco a poco va tomando forma y para volver a vivir las sensaciones que se experimentan en una prueba tan dura como los 42km y 195 m.

Los astros se habían alineado completamente en nuestra contra, y oscuros nubarrones se cernían sobre nuestras cabezas, aún más oscuros que los que nos acompañaron durante toda la prueba y que dejaron bastantes,litros de  agua sobre nuestros maltrechos cuerpos.













Goyo este año estaba mejor preparado que ninguno de los años anteriores. Había hecho una buena preparación que comenzó tras la Navidad. En Febrero me acompañó durante gran parte del recorrido de la maratón de Sevilla y completó sin dificultad 28 km, a los que siguieron varias tiradas entre 21 y 25 y culminó con un gran entrenamiento de 32  muy buen ritmo.

En las visitas a Zafrilla también aprovechaba para salir a rodar, llegando hasta los 20 km en altura, y estaba muy bien preparado. Tras los 32 comenzó con problemas en la zona de los isquiotibiales, concretamente en el semimembranoso y semitendinoso. En Semana Santa se reprodujeron las molestias durante una tirada que hicimos para recoger el sensor de la Fuente del Tejo, y a pesar de disminuir mucho la carga de entrenamientos desde entonces, la lesión no mejoró. 48h antes de la prueba tuvo que pararse por dolor y contractura tras un rodaje de apenas unos km.

Yo tampoco estaba muy católico y arrastro problemas desde la maratón de Sevilla con dolor en la articulación del tobillo derecho. Las perspectivas no eran para nada halagüeñas y nos asaltaban los peores temores. Goyo compró 24 h antes un pantalón corto de compresión por si le fuera útil. Para romper el maleficio de no estrenar nada el día del maratón lo probamos el sábado en un rodaje de unos 5km. Las sensaciones fueron buenas y le aconsejé que se lo pusiera pues podía ayudarle y no pensaba que le fuera a chafar la carrera, como así fue. También acordamos no pensar más en las lesiones y salir con optimismo y ya veríamos sobre la marcha qué pasaba.

Así lo hicimos y el resultado no ha podido ser mejor. Llevamos un ritmo regular toda la prueba, aguantando los chaparrones que nos cayeron, en ocasiones bastante fuertes, ya que la borrasca que había entrado la tarde anterior por Galicia nos pilló de lleno durante la mañana. La temperatura se mantuvo en torno a los 10ºC durante toda la mañana, sin excesivo viento, y fue una bendición que todo el polen que estos días invade el ambiente hubiera precipitado al suelo. Tuvimos algo de frío antes de la salida, pero unos plásticos nos vinieron de maravilla para no perder calor con el cuerpo mojado. Durante la carrera la sensación térmica fue aceptable y no pasamos frio.

A pesar del tiempo de perros, disfrutamos de un día inolvidable. La maratón pone a prueba tu resistencia física y sobre todo psíquica, y he conocido a pocos que no quieran parar en el km 35. Tienes que usar todos tus recursos mentales para controlar tu cuerpo y lograr terminar. La maratón te endurece y te prepara para afrontar momentos muy difíciles de tu vida, y las 14 que he completado (todas las que he corrido), te ayudan a superar momentos muy difíciles, como la pérdida de un familiar. Todas las maratones te enseñan algo nuevo, y en esta hemos aprendido que nunca te debes dar por vencido aunque todo esté en tu contra.

El objetivo principal cuando corres una maratón es terminarla, y vencer a la distancia, la marca es algo secundario. Si además mejoras tu registro, miel sobre hojuelas.

Pero en este gran reto, el hombre propone y la maratón dispone. En este caso, cuando todo se alineaba en nuestra contra, nuestro gran control mental nos ha hecho triunfar, y encima con mejor marca personal para Goyo, pues bajó 2 minutos su mejor registro, y lo dejó en  3 h 54'. Acabamos completamente empapados pero orgullosos. Fuimos hasta donde teníamos la moto para volver a casa, entonces diluviaba y ya teníamos leves signos de hipotermia, dando tiritonas y con las manos entumecidas, pero satisfechos del trabajo realizado y de haber vencido una vez más a la distancia.

Tras una buena ducha y un caldo calentitos entramos en calor, y la tarde la pasamos estirando y comentando sensaciones vividas durante la carrera.

Ahora queda lamer las heridas con el orgullo bien alto, y pensar en el año que viene.

Mientras tanto, nuestra pequeña Raspberry Pi B+ sigue funcionando las 24 h, mandando datos sin problemas, y durante el puente Goyo la llevará a Zafrila para continuar las pruebas, que tendrán que ser muchas antes de su traslado e instalación definitiva en la aldea. Para San Isidro Goyo vendrá a Córdoba, y le tendré preparado el pequeño panel solar con el que iniciaremos las pruebas y el controlador de carga que ya he adquirido. Todo esto será instalado en el pueblo e iremos puliendo detalles durante toda la primavera-verano.

Nuestro mayor temor no es el fracaso, que no lo contemplamos, sino que una vez instalado haya algún forastero desaprensivo que dé al traste con todo el trabajo e ilusión que lleva encima este proyecto.

Esperemos que esto no ocurra.







jueves, 23 de abril de 2015

El proyecto veredillense sigue a buen ritmo

Aunque apenas llevamos un par de meses trabajando en este bonito y a la vez enormemente complejo proyecto, poco a poco vamos dando pequeños pasos hacia la meta.

Nuestra visita en Semana Santa a La Veredilla nos permitió disfrutar una vez más de este maravilloso enclave, con unas condiciones meteorológicas para nada habituales. Tras dejar uno de los sensores en el Prado Redondo, fuimos caminando hasta la aldea, un agradable paseo de unos 2 km. 

Las vistas de la aldea desde la lejanía muestran su emplazamiento privilegiado, en el valle del río Zafrilla, perfectamente cerrado por casi todos los sitios.Sin duda estamos ante uno de los polos del frío más extremo dentro del triángulo del frío.

En esta aldea llegaron a vivir hasta 20 familias, que se ganaban el sustento con lo poco que daba la tierra y el ganado.No me imagino lo dura que tenía que ser allí la vida.  En el año 1973 se produjo el desalojo definitivo de la aldea, tras una intensa nevada que dejó completamente incomunicados a sus vecino, algo bastante frecuente en invierno. Todos emigraron a zonas más prósperas, como Barcelona, Valencia, Cuenca y alguno se trasladó a Zafrilla.El paso del tiempo ha hecho mella en el lugar y la mayoría de las casas sin mantenimiento están derruidas. 

Algunos descendientes de aquellos veredillenses han vuelto a la aldea y se han construido una casa que visitan en verano, Navidad o Semana Santa, lo que ha hecho que la aldea se mantenga viva.

















Estuvimos un buen rato en la aldea, buscando coberturas de móvil y zonas donde situar la estación. La zona más elevada de la aldea, a unos 1575 m, en la zona norte, está bastante expuesta al viento, por lo que en principio la descartamos. Nos gusta más la zona más baja, al sur,a unos 1560 m, mejor mientras más cerca del río. La charla con Timoteo fue muy interesante y productiva, y nos llenó de esperanza.


Tras un buen rato en la aldea seguimos hacia la Morra y bajamos por la Reclovilla hasta la Fuente de la Zorra, un estupendo ojo donde mana agua fría y clara. Allí habíamos quedado con los padres de Goyo para comer, montamos una mesa y sillas y nos dimos un buen homenaje.

En cuanto al proyecto Goyo sigue centrado en la informática, algo sumamente complicado y que exige un alto nivel de informática, y ya tiene el mini PC Raspberry Pi B+ con el navegador instalado y con el programa que en principio vamos a usar para recoger los datos de la estación,  el WeeVX. Es libre y gratuito, como todo el software exclusivo de Linux. Weather Display también se puede usar pero habría que pagar la licencia para Linux, y ya tenemos bastantes gastos. El programa tiene muy buena pinta y habrá que ponerse las pilas para aprender a usarlo. Da muchas gráficas, y sube los datos a las principales redes meteorolóigicas (Meteoclimatic, Wunderground y Awekas). Hay otro software gratuito que también se puede usar, el Vview, por si no nos hacemos con éste.



Lo siguiente que Goyo ha conseguido es crear ya el espacio web al que se subirán los datos de la Raspberry, y ya se puede visitar la página ( http://www.almacenamiento.comuf.com/raspberry/index.html ). 

Evidentemente ahora mismo las pruebas se realizan desde Madrid, y con corriente eléctrica tradicional. Lo siguiente será llevarlo al pueblo y seguir haciendo pruebas desde allí.


Antes de llevarlo definitivamente a la Veredilla haremos unas pruebas iniciales con el mini panel solar de 4,5 w, que debe proporcionar energía suficiente en esta época del año al acumulador o Powerbank de 30.000 mAh. Otro cantar es en otoño-invierno,la época más apasionante, donde habrá que instalar un panel solar de bastante más potencia, alrededor de unos 100w. Ya tengo casi decidido el panel solar a adquirir así como el regulador de carga de 30 Ah.



Una vez que probemos todo este tinglado habrá que ver si es suficiente con el Powerbank. Si no tenemos energía suficiente habrá que sumar una batería solar, que también tengo ya decidida, de 88 Ah, que nos proporcionará energía durante más de 5 días en total oscuridad.

Yo viajaré el sábado a Madrid para acompañar a Goyo en su cuarta maratón y he aprovechado para construir una nueva garita para Zafrilla Río, y la actual pasará a La Veredilla. También llevaré la antena de 3G de alta ganancia (17 dbi) para que Goyo inicie las pruebas en los próximos viajes al pueblo. También llevo 2 modems y decidiremos si finalmente los usamos o compramos uno con conector para antena externa.

Estos y otros temas serán tratados este fin de semana, muchos de ellos mientras estemos recorriendo los 42 km y 195 m que no esperan, un largo camino.

Pero como dijo alguien muy sabio, "hasta la carrera más larga comienza con un primer paso". 

Y ese primer paso ya lo hemos dado.












sábado, 18 de abril de 2015

Proyecto La Veredilla: ¿ Misión Imposible?

Después de colgar algún tema extrameteorológico, vuelvo al objetivo principal de este blog, comentar temas de meteorología.

Y lo hago con el que es sin duda,el mayor reto de todos los que hemos afrontado hasta ahora con mucha diferencia. Al lado del proyecto que nos ocupa, el resto nos parecen solo un juego de niños.

Y como bien han leído los seguidores del blog, nuestro proyecto es nada menos que instalar una estación automática en la aldea de La Veredilla.

Es algo que no se nos ha quitado de la cabeza a Goyo y a mí desde hace mucho tiempo, pero evidentemente antes había que afrontar retos más accesibles, ya logrados, como han sido montar las dos estaciones zafrillenses.

Este órdago, este tremendo reto que ya hemos iniciado, puede llevarnos muchos meses, y de hecho, ni en nuestras mejores expectativas pensamos que lo hayamos logrado antes de la Navidad próxima.

Para cualquier conocedor de la zona es fácil deducir el porqué de esta dificultad. En La Veredilla ni hay luz y la cobertura es pésima. Con estos mimbres es muy difícil hacer un cesto, pero vamos a intentar por todos los medios llevarlo a cabo.

En mi visita al pueblo esta Semana Santa hemos ya iniciado el lento camino hacia el objetivo. Hemos ido a la aldea, y estudiado la zona sobre el terreno, buscando las zonas de cobertura, que son mínimas y tan solo de repetidores Movistar. Al menos hay algo de cobertura en algunas zonas, y con una antena de panel 3G direccional de alta ganancia creemos que solventaremos el problema más peliagudo, pues sin cobertura no hay nada que rascar. Lo poco que entra lo hace desde el oeste, desde Valdemeca, y son solo rebotes débiles los que se reciben, pero es lo que hay.


El segundo problema es la falta de luz. Esto exige una instalación basada en energía solar, que sea completamente autónoma, algo sumamente complicado.

Este proyecto dará para muchas entradas en el blog, y durante los próximos meses iré comentando cómo se va desarrollando. Sería perfectamente posible que finalmente no sea viable y desistamos, aunque la idea es al menos dejar una estación PCE igual a la del resto de estaciones tomando datos, que Goyo iría recogiendo aproximadamente cada dos meses y se subirían a la red Meteoclimatic.

Pero no escatimaremos esfuerzos en lograr que la estación transmita en tiempo real y ya llevamos un mes trabajando en ello.

Goyo se ha centrado en el tema informático, ya que el proyecto se basa en el miniordenador Raspberry Pi. Esta miniatura de PC ha sido considerado como el ordenador universal, debido a su bajo precio, unos 35euros, y se está extendiendo como la pólvora por muchos países del tercer mundo. Lo bueno de este ordenador es su bajísimo consumo, de solo 3,5 w, pero que llega a ser de poco más de 1w cuando está en reposo. El problema es que su procesador ARM a 700 Mhz y los 500 Mb de RAM solo admiten el sistema operativo Linux, y yo entiendo de esto como de capar ranas. Goyo tiene altos conocimientos informáticos y para él es mucho más fácil. Yo me quedé en Windows y de ahí no paso.

El consumo es fundamental cuando hablamos de instalar un sistema de alimentación solar. Esto nos permite invertir mucho menos en los paneles solares, que pueden ser más pequeños, así como la batería necesaria para acumular la energía que necesitaremos cuando nuestro astro rey no nos ilumine o cuando lo haga pocas horas o con dificultad, como en invierno o con niebla o lluvia.Y eso se traduce en menos inversión económica, aunque ya he hecho una estimación de la pasta que nos puede costar y no es nada barato.



Ya disponemos de la estación, la Raspberry y la antena de alta ganancia. Queda por comprar el panel solar, la batería solar y el controlador de carga de la bateria. La batería de este tipo de instalación es especial, ya que las habituales de los coches no valen ya que si se descargan menos del 70% de su capacidad queda inservibles.

Las baterías solares son de ciclo profundo, y admiten descargas hasta del 30%, sin dañarse. Pero también son más caras, sobre todo las de gel sin mantenimiento. El controlador de carga se encarga de controlar la carga como es evidente, manteniendo un voltaje constante, ya que los paneles se cargan con más o menos voltaje dependiendo del sol que reciban.

Yo por mis conocimientos de radioaficionado me estoy centrando en los temas energéticos y de comunicación. Ya tengo pensado el panel solar que nos hará falta para que tengamos suficiente energía en invierno y él amperaje de la batería. Con un panel solar  de entre 80 y 100 w y una batería de 60 amperios podríamos tener las necesidades cubiertas. El controlador de carga es suficiente con 20 amperios.

Mientras compramos el equipo definitivo vamos a empezar a funcionar con un sistema provisional con el que iremos viendo los problemas que se nos van presentando. Ya he adquirido un pequeño panel solar de 4,5w que alimentará un Powerbank de 30000 mili amperios que ha comprado Goyo y que mantendrá funcionando la Raspberry durante unas 72 h. Goyo ya ha instalado en la Raspberry el navegador Raspbian y está trabajando para instalar un programa de control remoto compatible con Linux, posiblemente VNC,  ya que el que usamos habitualmente, teamviewer, no es compatible.También va a instalar la versión para Linux del Weather Display, software que usamos habitualmente.

También estoy trabajando en qué tipo de router usaremos. El Dlink, que funciona en Villaviciosa, Rute y El Viso, es perfectamente válido, pero pensamos que su consumo es excesivo, unos 10 w cada hora,  tres veces más que consume la Raspberry. Hemos pensado en usar un modem usb que apenas consume 0,5w. Tenemos el Huawey E220 que nos puede valer pero habría que abrirlo y adaptarlo para una antena externa, o comprar un modelo con conector para antena exterior que ya tengo pensado cual será.

Algo muy importante es que necesitaremos un cómplice, alguien que nos eche un cable en caso de que haya problemas, algo que será más o menos frecuente. Ya hablamos con la persona que más frecuenta la aldea, Timoteo el farmacéutico, que está todos los fines de semana por allí incluso en
invierno. Nos ha ofrecido todo su apoyo y por supuesto la instalación solar habría que hacerla en su casa.

Es curioso que cuando le comentamos el proyecto fue muy práctico  y nos dijo que en La Veredilla hacía 5 grados menos que en Zafrilla y 10 menos que en Cuenca. Según esto nos podríamos ahorrar tantos problemas. Le pregunté cuánto  había medido en la ola de frío de febrero en la estación que tiene en su casa y dijo que estaba estropeada pero que los días que estuvo por allí vio los -18, aunque no sabe si fue el día más frío. También nos dijo que la mínima más baja que recordaba era de -22.

Evidentemente si logramos llevar a buen fin este reto, estamos hablando de posiblemente la zona habitada más fría de España, que no se puede considerar como pueblo y que solo se habita por temporadas, pero donde hay gente, incluso en pleno invierno.

El fin de semana del 24 de Abril viajaré a Madrid para correr con Goyo la maratón. Le llevaré un nuevo sensor RC-5 y una nueva garita que he hecho para Zafrilla Río. Aún no he recibido el panel solar, si llega lo llevaré para empezar a hacer pruebas, que tendrán que ser muchas antes de llevarnos todo hasta la aldea. Hablaremos de las nuevas ideas que a cada uno se nos han ocurrido e iremos puliendo detalles.

Yo iré comentando en los próximos meses el desarrollo del proyecto, y por supuesto siempre será bienvenida cualquier forma de ayuda, ya que supongo que  todos los zafrillenses y veredillenses  estarán ilusionados porque esto llegue a buen puerto. Y cuando digo cualquier forma incluyo desde apoyo moral a otros apoyos que no hace falta detallar.



viernes, 17 de abril de 2015

Los huevos azules de Darío

Claro, esto dicho así sin anestesia ni "ná", y sin dar las debidas explicaciones puede llevar a interpretaciones completamente erróneas. 

La más probable es que los lectores de este modesto blog se alarmen pensando que el pobre Darío ha sido coceado por algún cabrón (también esto habría que detallar que solo me refiero al macho de la cabra), y que ha impactado sobre sus testículos causándole un tremendo traumatismo escrotal con en consiguiente hematoma que es el causante del color azulado de sus queridas partes.

Pero tras la oportuna explicación que ahora daré, todo quedará aclarado y nadie resultará alarmado pensando en la salud gonadal del pobre Darío.








































La historia de los huevos azules de Darío comienza en el verano del año pasado. Un familiar de Rute, Mariano, muy aficionado a la colección de gallináceas de especies exóticas, regaló 3 valiosos huevos azules fecundados a Goyo para que los llevara a Zafrilla. 

Desde Rute hicieron un largo y delicado viaje hasta el pueblo, durante más de 5 h y casi 600 km atravesando media España. 

Al llegar, Darío los dio en adopción a una gallina yueca que los acogió rápidamente como si fueran propios y los incubó. De ellos nacieron 3 bonitos pollitos que poco a poco se hicieron grandes e independientes. 

Tras unas dudas iniciales, finalmente resultaron ser 2 machos y una valiosa hembra que sería el punto de partida de toda una nueva generación de gallinas de huevos azules zafrillenses.

Estas gallinas se denominan Mapuches o Araucanas y tienen un origen antiquísimo. De hecho hay multitud de teorías de su procedencia, pero lo que sí es cierto es que desde tiempos ancestrales se crían en Sudamérica, concretamente los Mapuches, indios de Chile y Argentina, son los que iniciaron su cría. Es una gallina de un tamaño inferior a las habituales y con una cola muy corta.


Esta raza de gallina, y  concretamente sus huevos, se han puesto muy de moda en los últimos años por los gourmets, por la fama de su bajo contenido en colesterol, algo que parece que es cierto. Evidentemente los huevos serán de mayor calidad si las gallinas se alimentan de forma natural, comiendo en libertad, como es el caso de estas gallinas mapuches zafrillenses.

Los huevos son de un color verdeazulado, de cáscara más resistente que los huevos normales, con una yema más grande y de un color amarillo intenso a anaranjado muy apreciado, debido a su alto contenido en carotenoides. Su cáscara más resistente los hace que duren más tiempo frescos por que se deshidratan con más lentitud que los de gallinas normales. El color azulado-verdoso se debe a un pigmento presente en el oviducto de estas aves, la biliverdina, que se incorpora a la cáscara en su tránsito antes de salir por la cloaca.

El futuro de estas gallinas zafrillenses araucanas de Darío es fabuloso, pues es el inicio de una generación de aves que poco a poco incrementarán su número. Él debe cuidar este patrimonio tan valioso que le ha sido otorgado y formar una gran granja de gallinas araucanas y ofertar estos increíbles huevos azules, bajos en colesterol, totalmente ecológicos a todo aquél que lo desee. Esta actividad económica, bien administrada, puede mejorar el oscuro futuro de un pueblo donde hay poco más que hacer para ganarse la vida que tener un rebaño de ovejas o cabras.

Los que quieran disfrutar de esta auténtica exquisitez podrán hacerlo en no demasiado tiempo, aunque evidentemente habrá que pagar un precio justo por degustar una "delicatessen" como esta.

viernes, 10 de abril de 2015

Visita al Rincón de Palacios-La Nava




































Si hay un par de sitios realmente especiales entre todos los que podemos visitar en el vasto término zafrillense, están sin lugar a dudas el conjunto formado por el Rincón de Palacios y el Poljé de la Nava.

Decir Poljé de la Nava es como nombrar dos veces lo mismo (pleonasmo), pues ambos términos son sinónimos.



Se llama poljé al hundimiento de grandes dimensiones, en general con forma de valle alargado, de contornos irregulares y fondo plano, que se presenta en un macizo de roca kárstica.









En los bordes empinados suele aflorar la roca caliza y por la superficie,  un riachuelo discurre que a veces súbitamente desaparece por un ponor o sumidero, como ocurrió hace un tiempo en el poljé de Cabra. 

El poljé puede llegar a inundarse en forma temporal (o permanente,  convirtiéndose en lago) cuando el agua acumulada supera la capacidad de desagüe del ponor y de las grietas y sumideros que se encuentran en su recorrido, o si el nivel de las aguas subterráneas se eleva.

El fondo plano del poljé suele estar compuesto por una arcilla proveniente de la descalcificación de la caliza, llamada “terra rossa”. Estos valles son, en general, muy fértiles, ya que reciben numerosos sedimentos.

Hay algunos ejemplos de poljés en España, y unos de los más conocidos es el Poljé de la Nava de Cabra, a escasos kilómetros de Rute, del que hablaremos otro día junto con otro poljé que visité hace algunas semanas, el de la Escarabita de Trassierra.






El Rincón (arriba) y La Nava (abajo) son dos claros ejemplos de poljés kársticos y están conectados por una lengua estrecha de unos 200 m de ancho y 1000 m de largo, que los une y los separa a la vez. Ambos se encuentran a una altura aproximada de 1600 m, unos metros más elevado el Rincón, y rodeado de cumbres de unos 1700 m que los rodean casi en su totalidad, impidiendo que el frío allí acumulado escape.

Era una asignatura pendiente para mí visitar ambas zonas, y esta Navidad visitamos el Valle de la Nava, en una ruta que iniciamos en la Casa del Cura subiendo por la Rocha, donde dejamos el coche, y anduvimos hasta la misma fuente. No tuvimos tiempo de desplazarnos hasta el Rincón, que ya había divisado desde lo alto de la Morra en todo su esplendor, algo que por fin hicimos esta Semana Santa.


Ambos enclaves son auténticas bestias dentro de los polos del frío, y en ellos se registran las temperaturas más bajas de España. Si alguien hubiera monitorizado las mínimas durante las diversas olas de frío que se han registrado en los últimos 40 años, pongo la mano en el fuego que se hubieran batido los -30ºC de Calamocha o los -32ºC de Estany Gento.

La vista desde el alto de la Morra, en la zona de las Camareras, es impresionante, con el valle allí abajo, y esa multitud de pequeños riachuelos serpenteantes, que marcan un terreno típico de los poljés kársticos, que se ha ido horadando con el paso de los siglos. Estos riachuelos se van uniendo y van fluyendo lentamente hacia la zona de la Nava, a unos 1000 m, para ir formando el nacimiento de lo que ya es el recién nacido Júcar.



Este enclave maravilloso es el sitio preferido para pastar de los ciervos del lugar, y es frecuente verlos junto a los caballos alimentándose en un gran número. Ir acompañado de niños hace que el silencio necesario para disfrutar de los sonidos de la naturaleza y a su vez poder aproximarse a los ciervos para verlos más de cerca sea prácticamente imposible, pues no pueden estar callados ni un momento. Me fue casi imposible tomar alguna imagen decente de los ciervos a pesar de mi teleobjetivo de 500 mm pues nada más llegar salieron todos huyendo en tropel como alma que lleva el diablo.

Los caballos suelen pastar todo el año en esta zona, algo que parece increíble pues tienen que soportar temperaturas absolutamente heladoras, pero están perfectamente adaptados y parecen encontrarse como pez en el agua, aunque la vida aquí no es nada fácil, y buena prueba de ello son los abundantes  restos esqueléticos equinos dispersos por la zona, alguno lo conservo en casa como un valioso tesoro. Los buitres suelen merodear por la zona, siempre ojo avizor ante algún animal que no haya sobrevivido a unas condiciones tan duras.


Tras bajar desde los alto caminando hasta el valle seguimos la excursión por la zona menos inundada, pues la zona central rezumaba agua debido a las últimas lluvias. Además hay pequeños ojos diseminados por el valle de los que mana el agua y que van formando cientos de pequeños riachuelos.Evidentemente en nuestra visita navideña no encontramos agua en estado líquido, todo estaba congelado.


Tras recorrer toda la zona desembocamos en la Nava, justo en el embudo de salida del incipiente arroyo que formará parte del Júcar y que penetra por una bonita cárcava para dirigirse hacia la zona de La Rocha, y nos apretamos una buena y merecida merienda tumbados en el valle. La temperatura era realmente agradable esta semana santa, algo muy poco frecuente en este zona en esta época del año, donde aún se registran temperaturas muy por debajo de cero, y donde hace poco más de un mes se midieron nada menos que -22,7ºC, en una ola de frío para nada excepcional.

 Tras tomar fuerzas iniciamos la marcha en sentido opuesto, subiendo de nuevo hacia el Rincón. Tras estudiar bien toda la zona finalmente dejé la segunda garita que he llevado en este viaje en el centro del poljé del Rincón de Palacios, a 1620 m, en un enclave que me parece excepcional y, si los amigos de lo ajeno no lo impiden, iremos publicando los valiosos datos de este datalogger  RC-5, con capacidad para 36000 registros, que he programado en intervalos sieteminutales, y que no se llenará de información hasta pasados más de 5 meses, si antes no se le agota la pila. 


A finales del verano , Goyo recogerá la información y volverá a situarlo para que pase todo el crudo invierno, donde será difícil acceder. Si volvemos a ir en Navidad, algo bastante probable, no dejaremos de hacerle una visita si las condiciones meteorológicas lo permiten,  para ver que sigue en su sitio y que no se ha quedado sin pilas.

Espero que todos los seguidores del blog, muchos de vosotros bien conocedores del terreno del que hablamos, sepáis que dentro de estos artefactos blancos atados a un arbusto o pinchados en una estaca, se encuentran valiosos sensores que nos mantendrán informados de lo que va aconteciendo a lo largo de los meses en estos paradisíacos parajes, y sepamos respetarlos y hacerlos respetar.

miércoles, 8 de abril de 2015

Recogida del sensor de la Fuente del Tejo

Entre las múltiples actividades que hemos realizado durante los 3 días que hemos pasado en Zafrilla esta Semana Santa (muy bien aprovechados como veréis), estaba previsto recoger los datos del sensor de la Fuente del Tejo, el único que nos quedaba por recoger, y también visitaríamos los otros 2 sensores, el de la Reclovilla y el del Prado Redondo, para ver la mínima que habían registrado durante el mes de marzo.

El jueves Goyo y yo nos levantamos temprano, nos calzamos nuestras zapatillas y nos fuimos trotando hasta la Fuente, dentro de la preparación de la Maratón de Madrid, que es dentro de pocos días. Si vas en coche hasta la Fuente no aprecias los grandes desniveles que hay, comenzando por importantes subidas nada más salir del pueblo, para luego bajar hasta las profundidades de la Fuente, en una caída muy empinada.

Las sensaciones que tuvimos al ir descendiendo fueron las mismas que en invierno. El día era realmente espléndido y caluroso y conforme descendíamos a la cárcava de la Fuente la temperatura se derrumbó y pudo caer más de 10 grados en minutos. La sensación de estar en una nevera nos volvió a invadir y recogimos rápidamente la garita pues las manos se me estaban quedando tiesas, incluso había algunos carámbanos de hielo en los alrededores.

Recogimos la garita, Goyo se la echó a la espalda y subimos la tremenda cuesta arriba trotando, de aproximadamente 1000 m hasta su zona más alta, con una pendiente media de un 8%, y la verdad es que nos costó un poco.

La mala suerte hizo que el sensor se quedara sin batería aunque afortunadamente pudimos recuperar los datos hasta el 19 de febrero, con lo que teníamos las mínimas más bajas de la ola de frío.

Ya suponíamos lo que podía suceder en este emplazamiento, y no nos equivocamos. Sabíamos que las mínimas no serían tan extremadamente bajas como en la zona norte del término, donde era prácticamente imposible igualar o superar los -21ºC de La Reclovilla o los -22,6ºc de la zona de Palacios-la Nava.

Pero también sabíamos que las medias serían más bajas que en estos dos sitios, y efectivamente así ha sido. La mínima absoluta registrada ha sido de -13,9ºC, para nada espectacular, ya que el Río bajó hasta los -14,6ºC.

Pero lo llamativo de este sitio son las máximas tan bajas que registra. Hubo muchos días con máximas por debajo de cero, y la temperatura media del mes de enero y los 19 días de febrero que hemos recogido hasta el agotamiento de la batería ha sido de -1,3ºC, realmente espectacular.





De los datos que recogimos de los otros 2 sensores, solo hicimos una comprobación de que ambos iban bien de pilas y vimos la mínima más baja del mes de marzo. La Reclovilla, como suele ser habitual marcó la mínima más baja, y los -12,6ºC del dia 16 se nos presentan como excelente a la espera de los datos del sensor de Palacios-La Nava de nuestro amigo y aficionado Tascazo, que supongo recogerá próximamente.

El sensor que estaba en la Fuente de los Curas, que recordamos estaba muy tapado por vegetación junto a la misma fuente y que marcó en febrero  -18,9ºC, Goyo lo movió a una zona más abierta y lo trasladó al Prado Redondo. La mínima en marzo (dia 16) ha sido de -11ºC, que no está nada mal. Como comparativa diremos que el Ayuntamiento registró el dia 16  una mínima de -6,8ºC y el Río de -8,1ºC.

Ya aprovechamos para introducirlo en una garita adecuada y lo situamos en medio del Prado, evidentemente con el riesgo de robo que ello conlleva. Esperamos que todos los que encuentren la garita sepan lo que es y la respeten para que podamos disfrutar de sus valiosos datos.




Quizá sea una imprudencia revelar su ubicación, aunque no está para nada oculta a la vista y es fácilmente localizable en medio del Prado, pues una garita es un objeto lo suficientemente grande para ser detectado, mucho más con su blanco inmaculado. Espero no tener que lamentarlo.

El Prado Redondo me sigue pareciendo un excelente sitio para inversiones, muy bien cerrado, con un Sky View muy bueno, excepto al suroeste que está más elevado. 

La segunda garita de platos que me llevé finalmente, tras darle muchas vueltas, decidimos dejarla en medio del Prado del Rincón de Palacios.

Pero eso será tema de otra interesante entrada.

domingo, 5 de abril de 2015

Las tormentas ponen fin a una Semana Santa veraniega

Acaba una Semana Santa espectacular meteorológicamente hablando, pues prácticamente en toda España hemos gozado de unas temperaturas absolutamente veraniegas.

Todos hemos podido disfrutar de un tiempo espléndido y los "capillitas" o cofrades han hecho pleno este año, tras sufrir las inclemencias del tiempo los años pasados. Me alegro enormemente por ellos. También el turismo de costa ha estado a tope, y también los aficionados a la nieve aún han podido disfrutar de una magnífica nieve primavera.Los turistas que han querido venir a Córdoba han disfrutado de una ciudad que ya huele a azahar en todos sus rincones y que se prepara para su gran mes, el de mayo, con las cruces, patios y la feria.

Volvemos con nostalgia de Zafrilla tras pasar 4 inolvidables días, con unas temperaturas absolutamente inusuales por allí. Las máximas han rondado los 20ºC, y se podía perfectamente pasear en manga corta a partir de las 11 h. Las mínimas incluso se quedaron algún día por encima de cero, aunque ya ayer por la tarde se notaba el cambio de tiempo y el viento más frío.Como corresponde a la primavera, las amplitudes térmicas son muy grandes, pudiendo llegar a los 30 grados.

La primavera ya despunta tímidamente en algunos de los árboles frutales, como los almendros y algún cerezo, que se han atrevido a abrir sus flores , osadía que les puede costar muy cara  pues aún va a hacer frío por allí, y días como hoy posiblemente den al traste con esos proyectos incipientes de almendras y cerezas. Además aún tiene que hacer frío por allí y no sería nada anormal que nevara este mes de nuevo, o que las temperaturas caigan muy por debajo de cero.

Otros árboles, más cautos, han dejado para más tarde su floración, y el cerezo Lapins que regalé a Goyo padre, más tardío, aún tiene bien cerrados los capullos, así como el Manzano Pink Lady. Estos sí salvarán su preciada cosecha. Desgraciadamente los dos mandarinos satsuma Okitsu sucumbieron a la gran helada de febrero, y no soportaron los -12,3ºC que marcó el sensor situado junto a ellos.Se han quemado aunque volverán a brotar con fuerza esta primavera.

Esta mañana ha amanecido con una buena pelona y el Río ha marcado una de las mínimas más bajas de España con -3,4ºC, aunque hemos vuelto a alcanzar los 18ºC a mediodía.

De allí hemos salido con un sol radiante y conforme nos hemos ido acercando a Despeñaperros se ha ido nublando y en Córdoba estaba casi cubierto.

Las tormentas de evolución, producidas por el calor se han empezado a registrar en la sierra, y tanto El Viso como Villaviciosa han recogido en poco más de una hora en torno a 15 mm. El radar sigue indicando agua por aquella zona, y parece que también afectará a la capital.



Temperaturas mínimas (ºC)
ObservatorioMín.
Vega del Codorno (Cuenca)-4,8
Refugi d'Amitges (CEC) (Lleida)-4,2
Cantalojas (Guadalajara)-4,2
Duruelo de la Sierra (Soria)-3,4
Zafrilla (Río) (Cuenca)-3,4
Sopeña de Curueño (León)-2,6
Refugi J.M. Blanc (CEC) (Lleida)-2,3
Sta María del Condado (León)-1,8
Cidones (Soria)-1,4
Zafrilla (Cuenca)-1,2


Los poco más de 3 días que hemos pasado en el pueblo los hemos aprovechado a tope en todos los sentidos, realizando excursiones a diversos sitios del término y de fuera de él, recogiendo datos de sensores y dejando otros, saludando a zafrillenses o veredillenses que llevaba tiempo sin ver y conociendo a otros nuevos que son fieles seguidores de este blog, lo que me llena de orgullo y de ganas de seguir trabajando en él.

También hemos aprovechado para dar un repaso a las estaciones del pueblo, ya que el mantenimiento es fundamental para el buen funcionamiento del complejo mecanismo que hace que podamos ver fotos y datos diariamente desde el sofá de casa a 500 km de distancia.

Por supuesto también nos hemos embarcado en nuevos proyectos, que ya comentaré en próximas entradas, uno de ellos realmente importante aunque de una dificultad que raya en la quimera o en la utopía, pero que tanto a Goyo como a mí nos mantiene muy ilusionados y que al menos intentaremos poner en marcha.

Todos estos temas y otros que tengo pendientes y que son realmente interesantes, curiosos y que harán esbozar más de una carcajada a muchos de vosotros serán objeto de próximas entradas ya que estos 4 días han dado para mucho.

Yo espero mantener el interés de todos los seguidores del blog y tanto Goyo como yo agradecemos enormemente las muestras de afecto que hemos recibido personalmente en el pueblo, agradeciéndonos el esfuerzo por llevar todos estos datos diariamente a los que están a muchos kilómetros.

Esto nos hace mantener las ganas de seguir con este bonito proyecto.



Precipitaciones (mm)
ObservatorioAct.
El Viso de los Pedroches (Córdoba)17,0
Villaviciosa (Córdoba)15,0
Castuera (Badajoz)5,4
Albolote - Pant. Cubillas (Granada)2,2
San Sebastian, Arriola (Gipuzkoa)1,8
Valverde de Burguillos (Badajoz)1,8
Navas de la Concepción (Sevilla)1,6
Donostia - Gros (Gipuzkoa)1,2
Mutriku (Gipuzkoa)1,2