Páginas vistas en total

miércoles, 23 de agosto de 2017

La búsqueda de los-30ºC: Zafrilla (y III)

Terminamos con esta última entrada el análisis de los polos del frío zafrillense, que comenzamos con los polos de la parte norte, donde hablamos de los santuarios del Rincón y la Nava, la Rocha y la Reclovilla, así como el Valle de La Veredilla, Prado Redondo, Casas de la Umbría del Oso, Collado del Mojón y la Reclova.

Continuaremos con los polos de la zona sur, algo más cálida en temperaturas medias, pero con zonas muy propicias para inversiones térmicas.

Fuente del Tejo-Casa del tío Matías: Sin duda uno de los mejores sitios al sur del término.

La primera vez que fui corriendo hasta el Collado Verde y comencé a bajar la empinada cuesta que te lleva hasta la Fuente del Tejo, comprobé en mis carnes la capacidad de albergar y retener frío de este bello paraje. La temperatura puede caer perfectamente 10 grados entre el alto, a 1500m . y el hondo, a unos 1300 m. Conforme bajas se te hiela hasta el pensamiento, una sensación espectacular. En pleno invierno, en la zona de la Fuente apenas entra el sol en todo el día, manteniéndose el río helado muchas semanas.

Comenzamos su monitorización y en febrero de 2015 reportó una mínima de -18ºC. Posteriormente llevamos nuestra segunda estación solar hasta allí, a una zona más abierta, que permitiera enlazar bien con antenas y con aceptable cobertura.  La zona más cerca a la Fuente mantiene los hielos durante casi todo el invierno, pues apenas entra el sol, y las máximas son muy bajas, incluso bajo cero. Pero pensamos que sería mejor sacarla un poco de la zona más cerrada , facilitando un mejor enfriamiento nocturno. Hemos tenido sensores en distintas zonas y penaliza estar en el sitio más cerrado.

Finalmente decidimos situarla en el entorno de la Casa del tío Matías, y este año ha rondado los -14ºC, aunque el agotamiento de las pilas nos hizo perder los días más fríos. Creemos que ha debido llegar a unos -15ºC, pues se comporta de forma muy similar a Uña, incluso bajando más. Seguiremos disfrutando este invierno de sus magníficas inversiones.

Fuente del Berro: Entorno precioso, conocido por todos, muy bien protegido y con alta capacidad de inversiones. Nunca hemos tenido un sensor allí, pero este invierno lo pondremos, para monitorizar otro rento emblemático zafrillense. Junto a él tenemos varios sitios con gran potencial, como el

Barranco de los Laneros, muy cerquita del anterior, donde se te congela el alma cuando pasas por él, y que monitorizaremos también. Muy cerca están las Torcas de Zafrilla, ya monitorizadas por otros aficionados y que fallan por su espesa vegetación y alta humedad.

Fuente Fría: Rento que también estuvo habitado hace años. Entorno precioso, sobre todo por las formaciones rocosas que lo rodean. Actualmente monitorizada, hemos recogido hace unos días el sensor que pusimos este invierno. Ha marcado una mínima de -14,8ºC, haciendo honor a su nombre. Incluso ha batido por décimas a Veredilla y Prado Redondo. Hemos decidido mantenerlo el invierno próximo.

Barranco Ruz: Precioso sitio con forma de cuenco, que debe tener gran capacidad de albergar frío. Quizá esté penalizado por su pequeño tamaño, unos 3000 m2 y no más de 70 m de largo. Se abre hacia la Cañada de Casimiro, pero tiene un buen cierre de pinos. Está a una altura de 1342 m. Dejamos el año pasado un sensor que nos fue robado y nos quedamos con las ganas de saber su comportamiento. Ya veremos si lo volvemos a intentar.

La Hondonada:  Acabamos con otro rento zafrillense, bastante bien conservado, la zona más al sur del término, en la frontera con Salvacañete y la menos elevada de todas las estudiadas, ya que se encuentra a 1234 m. El pequeño valle, de unas 3,4 Ha, es compartido por el término de Zafrilla y Salvacañete, y por él discurre el Río Cabriel, procedente de El Vallecillo y San Pedro. Pensamos que a pesar de su modesta altitud puede ser un sitio muy potente en inversiones por estar fabulosamente protegido. Nuestra idea es dejar un sensor por allí, aunque habrá que esconderlo muy bien ya que esta zona es muy frecuentada y podríamos perderlo con facilidad.

Como hemos visto, la zona sur es la que menos hemos estudiado, pero este invierno queremos iniciar su estudio, si no de todos los lugares simultáneamente, al menos de parte de ellos. Seguro que guardarán muchos secretos.

Con esto damos por finalizado el estudio de los polos del frío. Recogeremos datos durante este año y el que viene de todos los que podamos, y los compartiremos con vosotros para que los conozcáis.

Solo me resta deciros que espero que os haya gustado el repaso a estos bonitos enclaves zafrillenses, que todos conocéis mejor que yo. Ahora Goyo pasa unos días durante las fiestas y está poniendo al día todas las estaciones, comenzando con el Ayuntamiento, que ya transmite de nuevo tras varias semanas con problemas de internet. También tenemos a punto la última estación ,que intentaremos trasladar antes de final de mes. Haré todo lo posible por pasar unos días en el pueblo, aunque este año no está fácil. Pero me puede más la ilusión de acompañar a Goyo en el traslado de nuestra nueva estación a su enclave definitivo.

Para todos los que estáis allí os deseo unas magníficas fiestas, que seguro serán todo un éxito.
Y dar de nuevo las gracias a todos los seguidores del blog y de nuestras andanzas con las estaciones. Sin vuestro apoyo no habría sido posible.
Intentaremos mantener lo mucho que se ha logrado, Zafrilla se lo merece.

¡¡¡¡ VIVA SAN AGUSTÍN!!!!
¡¡¡¡VIVA ZAFRILLA!!!!!








sábado, 12 de agosto de 2017

La búsqueda de los -30ºC: Zafrilla ( II)

Terminaremos el amplio repaso de los polos del frío, centrándonos en las zonas concretas más relevantes del término de Zafrilla.
 
Como ya hemos comentado, el término zafrillense es vasto, y sus más de 100 km2 dan para mucho meteorológicamente hablando. Son más de 21 kms desde la frontera con Teruel al norte, hasta el límite con Salvacañete al sur, y casi 10 de ancho, desde el límite con Valdemeca y la Laguna hasta el Vallecillo y Frías., con bastantes zonas potencialmente heladoras.
 
Podemos dividir esta amplia zona en 3 partes, la más fría, que abarcaría desde la frontera con Valtablao hasta el Collado del Mojón inclusive, con una elevación media por encima de los 1500 m, con La Veredilla como núcleo poblacional único, con una innivación más alta y con temperaturas medias más bajas. Aquí predomina al pino albar y la sabina.
 
La segunda zona empezaría algo antes del Mojón y llegaría aproximadamente hasta el pueblo, donde la innivación sería algo menor y una temperatura media en torno a un grado inferior, con una altura media en torno a los 1450 m. En esta zona meteríamos a La Reclova. Ya comenzamos a ver las choperas, nogueras y la otra especie de pino que hay en el pueblo, el laricio.

 Por último, la zona más "cálida" sería la parte sur del término, con una altura media sobre los 1350 m, con los Collados Verdes de Arriba y Abajo, la Fuente del Berro, la Fuente Fría y la Hondonada como rentos principales, todos desgraciadamente deshabitados. Aquí nieva bastante menos, la temperatura media subiría un grado más respecto a la anterior y 2 respecto a la zona más fría, y la nieve aguanta mucho menos tiempo. Veremos incluso carrascas, encinas y una amplia variedad de arbustos.
 
Pero ya hemos dicho que las inversiones térmicas no están tan vinculadas a la altura como a unas características geográficas determinadas que hagan que se formen piscinas de frío, y también en esta zona hay sitios heladores, y buena muestra de ello es nuestra estación del Collado, que a solo 1303 m marca con mucha frecuencia mínimas más bajas que La Veredilla a 1550 m .
 
Comenzaremos por la zona más al norte.
 
En ella tenemos las zonas estrella del término, las que consideramos más frías, porque a su altura, sobre los 1600m, unen una orografía bastante buena para retener el frío, sin ser perfectas.
 
Rincón de Palacios (P): Paraje bello donde los haya, que no me canso de visitar cada vez que voy al pueblo, santuario de animales salvajes, sobre todo cérvidos que pastan tranquilamente cuando algún furtivo no los "afeita" (como decimos en mi pueblo). Su forma redondeada es muy propicia para retener frío, no estando demasiado hundido, con colinas suaves que lo circundan, que hacen que se enfríe muy bien. Su altura media es de 1620 m, y las colinas que lo rodean están entre los 1680 y 1750. Es el enclave más extenso, con unas 18 ha. Sin embargo es mucho más pequeño que el vecino Valtablao, que se extiende más de 150 ha, o la Fuente del Buey con unas 70 ha. En él nacen pequeños arroyos que drenan hacia la Nava.
 
No está cerrado en su parte sur, donde se abre hasta el siguiente enclave mágico, La Nava, con la que conecta por un estrecho valle de unos 1500 m de largo y apenas 100 m de ancho, con cierto escape del frío por esa zona.
 
La Nava (N):  fabuloso poljé, de forma circular y casi perfectamente cerrado, , con una elevación de 1600 m y una superficie de unas 12 ha, rivaliza en belleza con el Rincón. De este poljé brota el arroyo de la Nava, que formará poco después el Almagrero, afluente del Júcar. Tanto uno como otro han roto la barrera de los -22ºC en los escasos años que se han monitorizado. Tiene un punto a favor respecto al Rincón, no tiene ni un árbol, y como sabemos la vegetación penaliza, y recoge parte del frío que se escapa de éste. Aquí ya se ha medido casi -23ºC en 2015. Quizá sea el más perfecto geográficamente de todas las zonas del término.
 
La Reclovilla (R): Prado situado en la zona más alta del Arroyo de los Calares, a unos 600 m de la frontera con Teruel, y a unos 3 km de Fuente García y el nacimiento del Tajo. Con unas 12 ha, aunque su zona más desprovista de árboles ocupa apenas 2 ha, se encuentra a 1598 m, y está bien cerrado a este y oeste por colinas suaves que lo separan del Rincón y de Valdecabriel. Al norte y sur no tiene cierre y una suave pendiente descendente desde el norte y paralela al Arroyo de los Calares, hace que se pierda el frío hacia zonas más bajas. Aún así es un estupendo sitio en el que hemos intentado situar nuestra estación solar, pero la suavidad de sus colinas no nos ha facilitado el enlace con antenas, para lo que hace falta visión clara y directa, además de una cobertura deficiente. Tenemos un sensor permanente allí desde hace 2 años, con una mínima absoluta de -21,2ºC en Febrero 2005. Este año ha registrado -17,5ºC el 25 de enero y -17,3ºC el 18. En nuestra última visita dejamos un sensor cerca de la Fuente de la Zorra, un par de kilómetros antes, para comparar.
 
 
La Rocha (Ro):  El Vallejo de las Acequias, muy cerca de la Nava, conocido por todos como Rocha u Hoya del Asno, a unos 1570 m, es un pequeño rincón de poco más de 3 Ha muy bello, refugio también de cérvidos por su tranquilidad. Lo monitorizamos durante 1 año, y no cumplió con las expectativas que de él esperábamos pues analizando los datos no se enfriaba bien. Su mínima este año, de -14,1ºC, no estuvo a la altura y tras un incidente con nuestra garita, que fue cortada y dejada en el suelo, la mantuvimos en otra zona más escondida, y tampoco nos reportó buenos datos. Quizá el estar muy cerrada, su exceso de vegetación y el abrirse abruptamente hacia la Casa del Cura, la hagan fallar. 
 
Justo en la confluencia del Arroyo que proviene de La Nava, con el que discurre desde Valtablao, donde nace el Almagrero, hay un pequeño valle junto al Salitral. Este enclave recoge todo el frío procedente de Valtablao y debe ser muy bueno. Está a unos 1528 m y abarca unas 5 ha. Aún no lo conozco, pero espero hacerlo pronto, y tiene una pinta estupenda en los mapas.
 
La Veredilla: Única zona habitada de todas las que hasta ahora llevamos, valle a unos 1550 m, de unas 13 ha, que monitorizamos inicialmente junto al río Zafrilla en la zona norte, y el aire que bajaba del barranco de la zorra, al Nor-noroeste siempre estropeaba las inversiones, algo similar a lo que sucede en al pueblo. El frío además se escapa hacia el fondo del valle y los registros mejoran conforme nos acercamos al estrecho que lo separa del Prado Redondo. Este hondo (HV) se comporta bastante mejor, las gráficas son más limpias y ahí situamos nuestra estación solar, que ha marcado -14,1ºC este año. Esperamos mucho más de él.


Prado Redondo (PR): Precioso prado de unas 14 ha a unos 1520 m, muy bien cerrado en todas direcciones. Tenemos un sensor permanente que este año ha medido -14,8ºC y que en 2015 midió -18,8ºC (en la Fuente de los Curas), la zona más fría .Se comporta de forma muy parecida al hondo de La Veredilla en cuanto a mínimas, de hecho no distan ni 1000m entre ambos.
 
Collado del Mojón (C.M):  Prado  de unas 11 ha que oscila entre los 1585m y 1565m en su zona más baja, bien cerrado a este y oeste, que monitorizaremos este invierno junto a la Fuente de los Bujes, su zona más baja. Hace unos 3 años dejamos un sensor en su zona más alta y quedaba penalizado por el viento. Es la puerta de entrada al clima más frío del término.
 
Reclova (Rec): Precioso enclave conocido por todos, a 1485 m, que nos gustaría monitorizar, aunque es muy visitado y habría que hacerlo de forma discreta. Bastante bien cerrado, excepto en dirección norte-sur, debe ser propicio para buenas inversiones térmicas. Lo veremos este invierno.

Me queda comentar en sensor que tenemos en las Hoyuelas, que recogeremos este verano. Es un barranco impresionante pero mal cerrado y muy espeso de vegetación. No creo que nos sorprenda.
 
Todos estos lugares se sitúan en la parte norte del término.
 
Dejaremos para la última entrada los que nos quedan en la parte sur.

 

jueves, 3 de agosto de 2017

La búsqueda de los -30ºC: Zafrilla (I)

Completamos nuestro periplo por los polos del frío español , que nos ha llevado por las dolinas pirenaicas y cántabras y sus -30ºC, Castilla y León con multitud de pueblos debajo de -20ºC, el Ibérico soriano y burgalés, los polos sureños, con Hernán Perea a la cabeza y finalmente nos hemos centrado en el Ibérico sur, auténtica pléyade de polos, varios de ellos con mínimas por debajo de -25ºC.


Haciendo un resumen de lo acaecido este año, no especialmente frío como todos hemos podido comprobar, el ránking  queda así:

Cespedosa-(Linares de Mora)   - 24,3
Hoyón (Rodenas-Pozondón)   -21,4
Vasequilla (Checa)    -20,9
Dehesas 2- (Fortanete)   - 20,7
Prados Redondos-(Alcalá de la Selva)   - 20,5
Fortanete- (pueblo) - 19,7
Virgen de la Vega -(Alcalá de la S)   - 18,3
 Monteagudo (Salobreja)  - 18,1

La Reclovilla (Zafrilla)  -17,5

Todas son zonas deshabitadas, a excepción de Fortanete pueblo y Alcalá (Virgen de la Vega), que rozaron los -20ºC.

Este año la zona este  del Ibérico sur fue más fría, y en Zafrilla, a falta de los datos del corredor del Rincón, que monitoriza un amigo y que nos pasará en cuanto pueda, la mínima más baja se dio en el Prado de La Reclovilla, con -17,5ºC.


Zafrilla se quedó en -12,9ºC, Collado Verde en -12,5ºC (fue más baja pero se agotaron las pilas y perdimos los datos del día más frío), Veredilla , Rocha, Prado Redondo  y Casas de la Umbría del Oso -14,1ºC. Nos quedan por recoger los sensores de Las Hoyuelas, la Fuente Fría y la Fuente de la Zorra.

Nuestro Proyecto de estudio de los Polos del Frío zafrillenses nos ha llevado a ir progresivamente aumentando nuestra oferta de estaciones en directo, que comenzó con la del Ayuntamiento, seguida por la que está junto al río, que se cambió hace algo más de un año por una estación de alta gama de la afamada marca Davis y se volvió a acreditar.


Posteriormente comenzamos con el ambicioso proyecto de estaciones solares, que iniciamos con La Veredilla, que en agosto cumplirá ya 2 años desde su montaje. Posteriormente se sumó la estación de El Collado Verde, inicialmente situada en el rento de arriba, y los imponderables de cobertura hicieron tener que subirla más cerca del pueblo, lo que nos ha hecho ganar algunos grados de frío, pues esta zona es un auténtico congelador, y que nos hace disfrutar cada invierno.
 
La última chaladura que se nos ocurrió fue duplicar esa misma estación y llevarla al sitio más frío, o al menos el que nosotros hemos testado hasta ahora como más frío, la zona norte, ya próxima a la frontera con Teruel. Esto exige mucha precisión en el ajuste de todos los mecanismos pues desplazarse hasta allí supone hacer más de 30 kms entre ida y vuelta, contando con que las condiciones meteorológicas te dejen acceder en invierno.

Por eso a esta última estación le estamos prestando toda nuestra atención. También se beneficia de 2 años de experiencia con las anteriores, con las que hemos aprendido mucho, mejorado muchos problemas, sobre todo ante la necesidad de idear un sistema para enlazar las señales entre los sensores en los valles y la parte solar, en los altos, a veces a más de 1000 m entre ambos. Esto ha sido imprescindible ya que la cobertura 3g en los valles es nula, parte fundamental si quieres tener una estación enganchada a la red en directo y con cierta fluidez, además mandando imágenes cada hora.

Por eso esta última estación, terminada y funcionando en pruebas desde el mes de Mayo, la seguimos observando muy de cerca, detectando posibles problemas que nos pudiera dar. La trasladamos cerca del Collado Verde, a un sitio próximo al pueblo donde acceder rápido para ir afinando mecanismos. Ahora sube datos a la web http://www.meteozafrilla.com/meteotrassierra/default.php ,y tras algunos problemas iniciales, va realmente bien.


Tras su período de pruebas, se procederá a su traslado para que en septiembre, cuando comienza a enfriarse la zona con las primeras heladas, nos revele en directo sus secretos.
 
Goyo y yo hemos formado un tándem perfecto, él aplicando sus vastos conocimientos informáticos, para poner en marcha un sistema basado en la minúscula Raspberry Pi y Linux, algo muy complejo para mí, y que ha llegado a manejar a la perfección. El secreto de este pequeño ordenador es su mínio consumo, que hace que puedas trabajar con una pequeña placa solar y una batería no demasiado pesada. Ahora le pido que me dé unas clases avanzadas para torpes, para colaborar también en este aspecto.
 
Yo por mi parte he centrado mi atención en el tema de telecomunicaciones, aprovechando mi condición de radioaficionado desde hace 30 años, tanto en recepción de señales 3g, como en el enlace con antenas entre los sensores y la estación solar, así como el tema energético, haciendo un estudio de necesidades mínimas para mantener las 24 h x 365 días la estación funcionando.




Para ello ha habido que calcular consumos y comprar placa solar, batería de ciclo profundo, controlador de carga, y antenas específicas para las frecuencias en las que trabajan estas estaciones.

Tenemos que decir que hemos sido pioneros en enlazar a estas tremendas distancias con estaciones que están preparadas para enlazar a no más de 100 m, habiendo logrado llevar la señal hasta nada menos que a 1200 m, algo impensable ni en nuestros mejores sueños.



La otra parte del proyecto es la distribución por las zonas más frías del
término, de una serie de sensores que nos informan cada 10' de la temperatura.

Hemos ido adquiriendo hasta 10 sensores Elitech RC-5, con capacidad para 32000 registros, que situamos en su correspondiente garita protectora en las zonas que queremos estudiar. Las garitas las he ido fabricando yo de forma artesanal.

Hemos decidido estudiar de forma permanente tanto el Prado Redondo como La Reclovilla, y tenemos datos de los últimos 2 años, con mínimas en 2015 de -18,8ºC y -21,2ºC, el top de ambas hasta ahora.


El emplazamiento del resto de sensores se va modificando, una vez que vemos que la zona no es tan fría como inicialmente parecía. Sobre esto hay que decir que situamos los sensores en las zonas a priori más frías, aunque a veces por motivos de muy diversa índole, no cumplen con las expectativas.


Los factores que influyen en que un determinado sitio sea especialmente frío son muchos, y mientras más se cumplan, mucho mejor. Por ejemplo, un enclave que nos decepcionó en cierto grado fue La Rocha. Tras el incidente con la garita que fue cortada y tirada al suelo, la volvimos a situar, más escondida, pero tampoco respondió a las expectativas, marcando este año una mínima de -14,1ºC, idéntica al Prado Redondo, en un enclave que pensábamos que era más frío. Pero ya expliqué en su momento que los sitios demasiado cerrados están penalizados porque no se enfrían bien, y las colinas tan empinadas irradian calor hacia el centro de la nava. Creo que ésta es la clave.

La dificultad de llegar a este enclave, y el hecho de que no somos bienvenidos, nos ha hecho desistir de volver a monitorizar la zona.

Pero hay otros mucho sitios con un potencial a priori muy alto, que comentaré en una próxima entrada, en los que iremos distribuyendo hasta 10 sensores para luego descubrir sus secretos y darlos a conocer a todos vosotros.



Terminaré esta primera parte dedicada a los polos del frío zafrillenses diciendo que absolutamente nada de todo este tinglado cada vez más complejo sería posible sin el "Alma Mater" del proyecto, Goyo. Todo está soportado sobre sus generosas espaldas y este camino lo seguiremos recorriendo siempre que él pueda, y también terminará con él (esperemos que dentro de mucho tiempo).

Sus visitas prácticamente mensuales al pueblo, con una agenda siempre repleta de labores de mantenimiento, con trabajos constantes, son imprescindibles y sin él todo el proyecto se vendría abajo. Yo le apoyo en lo que puedo, yendo cada vez más al pueblo, porque no me gusta que esté solo. Creo que todos tenemos que agradecerle su esfuerzo y su dedicación, y es mucha la suerte que todos los zafrillenses tienen de tener a personas como él entre sus conciudadanos.

Esta labor de difusión de los datos meteorológicos ha hecho que el pueblo sea conocido a nivel nacional, habiendo salido en varias ocasiones en informativos territoriales y nacionales, como el tiempo de TVE1. Nos llega de satisfacción que nuestros datos sean difundidos por medios de comunicación de renombre, que el pueblo salga de su ostracismo y contribuir a que España conozca este pequeño rincón conquense y que vengan a conocerlo personalmente, relanzando el turismo rural en esta deprimida zona.
 
Muchos pueblos envidiarán tener una infraestructura meteorológica como la que hay en Zafrilla, que posiblemente sea uno de los enclaves españoles mejor estudiados.

Y por último, "last and no least" como dicen los anglosajones, no menos importante, este proyecto es de todos vosotros. Colaboráis de muchas formas, cada uno como le parece, lo que nos llena de satisfacción, cuidáis de nuestras estaciones y las consideráis como propias. Las defendéis de posibles vándalos que pudieran dañarlas y nos comunicáis que habéis pasado por alguna de ellas y que todo parecía correcto.


El Proyecto de la nueva estación que situaremos en algún lugar de la zona norte del término, nos tiene muy preocupados en el aspecto de su seguridad. Sería un golpe mortal que sufriera daños por motivos totalmente injustificados, después de la ingente inversión que llevamos este año, sobre todo muchas horas de trabajo, aunque también económica.

 Desde aquí hago un llamamiento a que se respete, ésta y todas las demás,  que se respeten nuestros sensores, ya que no hacen ningún daño y nos aportan una información muy valiosa, que vamos a disfrutar todos.