Páginas vistas en total

lunes, 15 de enero de 2018

La utilidad de las termografías

Una de las herramientas que más nos ayuda en nuestra búsqueda de los sitios más fríos, es sin duda la termografía.

La tecnología actual nos permite analizar de diversas formas y a través de imágenes satelitales, las zonas que mejor acumulan el frío en las noches propicias para inversiones térmicas.

Evidentemente su precisión siempre es relativa y tiene un límite, pues las zonas que abarcan son muy amplias y dentro de las más frías no logran discriminar. Por ejemplo, en un valle tan amplio como puede ser el corredor Nava-Rincón, aparece con la misma potencia en toda su extensión, cuando sabemos por nuestros datos que hay diferencias ostensibles entre distintos sitios, que pueden llegar hasta 1 ó 2 grados. Pero ya delimitan zonas muy buenas que nos facilitan mucho esa búsqueda.

Incluso hay herramientas que nos permiten hacer una estimación de la temperatura que había en el momento del paso del satélite por la zona. Evidentemente no miden la temperatura del aire, que es lo que nosotros medimos, sino la temperatura del suelo o el brillo de los píxeles. Pero hay aficionados que han hecho comparativas entre la temperatura estimada y la real y no variaba más de un par de grados a lo sumo.

Subo una termografía que yo he realizado, que tengo que decir que aún no he perfeccionado esta técnica, pero al menos voy obteniendo algunos resultados. Hay compañeros que hacen magníficas termografías, aunque con métodos muy complejos, pero que son auténticas virguerías y da gusto analizarlas detenidamente. Y encima hasta han tenido la amabilidad de hacerme alguna de la zona de Zafrilla, y las conservo bien guardaditas. Yo lo he hecho de una forma bastante más simple y las zonas coinciden, como no podía ser de otra forma.

Habitualmente las zonas más potentes siempre destacan, aunque hay días mejores que otros. Pero si es malo lo suele ser en todo el término, y lo mismo si es bueno, y las diferencias entre los sitios buenos y los sobresalientes se suelen mantener.

He señalado las zonas próximas al pueblo, que aparecen como más potentes, y pueden ser claramente identificables.

Podemos ver claramente el valle de Valtablao (V), el corredor Nava-Rincón (RN), la amplia zona de la Cabecera del Tajo, junto a su nacimiento (CT), la espectacular zona de Frías de Albarracín (FR), posiblemente el pueblo más frío de la zona, junto con Royuela (Ro) y Calomarde (Ca). Atención también a la zona de Laguna del Marquesado (Lm) que también destaca. Todos esos pueblos se comportan mejor que Zafrilla en situaciones de inversión, y es una pena que no haya nadie que estuviera interesado en poner alguna estación por allí porque destacaría entre las más frías de España.

Nos queda el amplio valle del Cabriel, en concreto la zona de Valmediano (Cb), nuestros archiconocidos Prado Redondo (PR) y Recloba (Rb) y al sur, la amplia zona que abarca La hondonada, el Membrillo y el Collado de la Grulla (Mem). Para terminar, el amplio valle perteneciente a Frías, la Fuente del Buey (FB), que sabemos que tiene acreditados en 2010 unos estratosféricos -27,5ºC.

Aunque no lo he señalado, destaca al norte una zona espectacular que incluye la zona de Villanueva de las tres Fuentes, que acreditó en 2010 nada menos que -28,5ºC y la zona de Vasequilla en Checa, zona espectacular también y que marca siempre de las mínimas más bajas.