Páginas vistas en total

jueves, 8 de febrero de 2018

La lotería del frío

Con la masa de aire frío sobre nuestras cabezas, ISOS de -7 y -8 sobre el Ibérico a 850 hpa (con el geopotencial sobre los 1400 m) y un gran tocho de nieve sobre el suelo, se daban gran parte de los ingredientes para hacer un gran plato, y romper la barrera de los -20ºC o ir incluso más allá.

Había gran incertidumbre como ya sabíamos, sobre si los cielos se quedarían finalmente claros y si el viento calmaría. Ni una ni otra parecía que iban a desaparecer completamente, pero cabía la posibilidad de que en sitios bien resguardados hubiera grandes registros. Todos compramos boletos, esperando que nos sonriera la suerte, porque al fin y al cabo esto es solo cuestión de eso. Y conforme pasa el tiempo me doy más cuenta de ello.

Yo siempre había dicho que si en la zona del Jiloca se registraron -30ºC en el 71, fue muy probable que se bajara de esa cifra en zonas más frías, como en las fieras del Ibérico sur. Y no tiene por qué. De hecho ese mismo día en Vega del Codorno no se pasó de los -20ºC. Pues hoy pasó algo parecido.

La noche ha sido muy interesante viendo la evolución de las distintas estaciones, que han ido sumando grados negativos poco a poco. Las que sacaron boleto ganador se han llevado un premio gordo, no el Euromillones, sin duda, pero sí un buen pellizco. Y ha sido la zona del Jiloca hoy la más beneficiada, como en el 71.

Ha sido Santa Eulalia del Campo la que más bajó con -15,7ºC entra las habitadas. Mañana veremos Villarquemado SIAR hasta dónde se fue, al ladito y aún más fría, seguro uno o dos grados menos. También veremos Cañete, tradicionalmente buena en estas situaciones.

Uña también se comportó bien (-14,5ºC), aunque con nieve en el suelo no fue capaz de romper una barrera que se le resiste, la de bajar de los -15 y pico. Muy destacable el registro de Arroyo Cerezo, que con sus casi -14ºC estuvo entre las mejores, la más baja de la Comunidad Valenciana de largo, y me alegro por su responsable. Para que luego digan que no invierte.


Vega de Codorno no estuvo mal, aunque creo que fue poco para ella con suelo innivado (-12,3). Muy bien Griegos, con la misma mínima, mala inversora pero que se aprovechó de su altura. Y la que se salió, y ha marcado hasta ahora el único -20ºC, fue Aguas Amargas (Griegos), con -20,3ºC, que seguro que pudieron ser más si la inversión hubiera sido perfecta.

Entre las perdedoras, algunas de las tradicionalmente buenas, como Fortanete (-8,8), Cespedosa (-9,6 que supieron a poco), Alcalá de la Selva (-7,1), Zafrilla (-8,3) o Valdollano (-8,9).

En Zafrilla no hubo forma de que calmara la brisa en toda la noche. No creo que cambiara mucho la cosa en Veredilla y Rincón, incluso más sensibles al viento, aunque por su altura podrían haber marcado algún registro digno. También la zona de la Nava ha podido marcar una buena mínima, y lo veo mucho menos posible en la Reclovilla, más sensible al viento.

Solo es de esperar que Collado Verde tenga un registro similar a Uña, lo sabremos cuando miremos el sensor, ya que perdimos los datos debido a descarga de la batería por cubrirse de nieve la placa. Hoy ha vuelto a transmitir y a cargar con el sol, esperemos que nos dé una alegría esta noche.

Esta es la magia de estos fenómenos, que hacen que a priori no está nada decidido. Aún tenemos una segunda jugada con el mismo boleto para esta noche. Y puede ser que alguna de las perjudicadas hoy salgan victoriosas mañana. Aún queda frío en altura y las nubes no llegarán hasta mañana.

A ver si tenemos más suerte.