Páginas vistas en total

lunes, 2 de abril de 2018

Nos lo merecemos

Recién vueltos de Zafrilla tras 4 intensos días de mucho trabajo, hemos cumplido objetivos al 100%. Han sido días de mucho trabajo, donde apenas hemos estado en el pueblo salvo para comer y cenar, el resto del tiempo lo hemos dedicado a las estaciones.


Hemos tenido un poco de todo, viento, nieve y algo de sol. Moverse por los caminos no ha sido fácil, por el barro acumulado, y las dos visitas al Rincón, han tenido que hacerse a pie. Hemos accedido desde poco más allá de las tornajos de la Fuente de la Umbría del Oso, donde el camino ya se hacía impracticable y corríamos serio riesgo de quedar clavados en el barro. Desde allí, cargados con herramientas y uno de los días incluso con mi nuevo dron, hemos subido durante casi 2 km por neveros de hasta 1 metro.

La primera vez que subimos, el jueves, cambiamos el sensor y consola por los nuevos, que Goyo había preparado hace tiempo, y los dejamos instalados. El enlace parece que funcionaba, así que no hicimos nada más. Al llegar al pueblo comprobamos que el enlace se había perdido, así que tras la nueva nevada del sábado, nos vimos obligados a subir de nuevo para mover unos metros la estación del valle, buscando un mejor enlace.

Lo hicimos el sábado por la tarde, ya que por la mañana nevaba aún bastante. La subida fue aún más dura, pues se había acumulado mucha nieve nueva en las umbrías, y nos costó mucho subir. Tras buscar el sitio de mejor enlace, dejamos nuevamente el Rincón tras más de 3 h de trabajo.

No podemos estar más satisfechos cuando comprobamos que el enlace se ha quedado estable a unos 320m, y apenas pierde lecturas. Otra historia es si el sitio es realmente bueno, parece que es algo más inestable que el anterior, y el viento calma menos. Le daremos una oportunidad hasta el verano y si no nos convence es bastante posible que traslademos la instalación a las casas de la Fuente Fría.

El viernes 30 hicimos una inolvidable excursión con Angel y Jesús, ya que queríamos llegar hasta La Nava a recoger los datos de nuestro sensor estrella. Nos acompañaron en un día gris y nevoso, donde apenas dejó de caer una nieve fina, pero sin demasiado viento que nos permitió disfrutar de un día inolvidable.


Saliendo de La Veredilla, subimos andando por el Barranco de la Zorra, admirando la cantidad de agua que bajaba por la Rambla, algo que ninguno habíamos visto jamás. Incluso el salto de agua del Barranco de la Zorra, llevaba agua, procedente de la Cañada de la Teda. Allí pudimos ver 3 cabras que habían muerto recientemente en la cueva , y estaban siendo devoradas por una imponente águila real. Un auténtico espectáculo.

Tras llegar al Alto de La Veredilla, nos dejamos caer hasta la Fuente de la Nava, con neveros de más de 30 cm. El nacimiento estaba espectacular, nunca lo habíamos visto con tanta agua. Y la unión junto al estrecho con el arroyo procedente del Rincón, para formar el Almagrero cuando se unen poco más adelante con el ramal procedente de Valtablao, era una maravilla, un auténtico lago de agua se había formado a la entrada del estrecho.

Magnífico día, inolvidable, será difícil que volvamos a ver el Barranco de la Zorra como este año.




 Como siempre ha sido una gozada ir acompañados de Jesús y Ángel, fuente de sabiduría, a los que agradecemos siempre su apoyo constante en todos los sentidos. Seguiremos haciendo excursiones con ellos, y la próxima vez es muy posible que visitemos la zona del nacimiento del Cuervo o del Tajo.


Ha sido una Semana Santa muy provechosa, en la que también hemos recogido datos del resto de sensores, del Prado Redondo y la Fuente Fría, aparte de La Nava,  con datos muy interesantes que ya comentaré por aquí. También pude hacer un vuelo con el dron en el Rincón y subiré próximamente el vídeo. Vuelvo a pedir disculpas por las imágenes algo movidas, entre mi inexperiencia, que la cámara carece de sistema Gimbal (estabilización) y las rachas de viento que se daban, no pude hacer más, pero creo que merece la pena ver el Rincón en todo su esplendor fluyendo agua como hace tiempo que no se veía.

Todo ese esfuerzo nos ha llevado a disfrutar de forma estable de los datos del Rincón, nos lo merecemos sobradamente.